14.7 C
Puno
4 octubre , 2022

Caso jatucachi: dejas de ser indígena si en el DNI no consta como tu domicilio a la comunidad de origen

InicioNoticiasCaso jatucachi: dejas de ser indígena si en el DNI no consta...

Así lo manifiesta la defensa legal de la empresa minera TORRINE SAC. en su escrito ingresado en fecha 20 de julio del presente año, ante el Tercer Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Puno, en el expediente de número 1832-2015, en el proceso de amparo por omisión de consulta previa interpuesto por la comunidad campesina aimara de Jatucachi (Pichacani-Laraqueri, Puno) en contra de 13 concesiones mineras sobrepuestas a sus territorios comunales.

Pero, ¿es verdad que, si una persona sale de su comunidad de nacimiento y habita de forma alternada entre la comunidad y un segundo domicilio, pierde la condición de indígena u originario?

Poner en tela de juicio la pertenencia o no a un pueblo indígena de comunidades quechuas y aimaras demandantes para sostener que no les ampara el Convenio 169 de la OIT y, por ende, no tienen derecho a la consulta previa, libre e informada, a fin de que sus demandas sean rechazadas por improcedencia, viene convirtiéndose en un fundamento recurrente por parte de los abogados de las empresas mineras demandadas y, lamentablemente, de algunos magistrados del Poder Judicial.

Una persona puede variar su domicilio real por diversas razones. Lo hemos hecho, incluso en varias oportunidades, ya sea por asuntos familiares, laborales, académicos, electorales, entre otros. Es nuestro derecho. Pero esta circunstancia de modificación domiciliaria en nada altera o mella la identidad como indígena aimara, quechua o uro que cada uno de nosotros pueda tener. Una cosa no tiene nada que ver con la otra. Se trata de cuerdas totalmente separadas. ´

La respuesta es categórica. No dejamos se ser indígenas -si así nos autoidentificamos- por más que nos vayamos a vivir a la China. La identidad personal, familiar y cultural es propia de la personalidad de cada uno de nosotros, y esa calidad no se pierde por una simple modificación en el documento de identidad.

Sin embargo, este tipo de afirmaciones nos da pie a reflexionar e ir más allá del sólo enunciado por la empresa minera y develar lo que nuestra sociedad sigue cargando. Esa visión “territorialista de la identidad viene cargada de prejuicios discriminatorios que en diversas oportunidades ya lo hemos denunciado públicamente. Al decir que una persona que abandona el lugar de origen pierde su identidad cultural, está condicionando intrínsecamente a que los indígenas deben circunscribir sus vidas, únicamente, dentro sus territorios, y que no tienen derecho a migrar fuera de sus pueblos a estudiar o trabajar. Que no tiene derecho a buscar otras oportunidades más allá de las comunidades a las que pertenecen, porque si no están sujetos a la penalidad de distorsionar su autoidentificación, su personalidad.

Ir en esa línea de pensamiento hace tomar una ruta racista. Y este germen que desencadena, muchas veces, en expresiones como “Tú qué haces acá. Regrésate a tu campo”. Nace las ideas de que los de la ciudad en la ciudad y los del campo en el campo. ¿No les viene a sus mentes lo dicho por el teniente Huarina en la adaptación al cine de La ciudad y los perros?: “La sierra para los serranos y la selva para los chunchos”.

Lo mencionado por la defensa técnica de Torrine ya son argumentos sin arraigo legal ni mucho menos de sentido común, y que lo único que pretenden es dejar, a la mala, en indefensión a las comunidades campesinas que recurren al Poder Judicial a fin de que su caso sea atendido y resuelto conforme a justicia.

José Bayardo Chata Pacoricona – DHUMA

Artículos Relacionados